Elegancia, prestaciones, fiabilidad y respeto por el medio ambiente. Son los cuatro activos con los que se puede contar al comprar un electrodoméstico Foster. La forma y la sustancia encuentran la unicidad en una colección de elementos estudiados para armonizarse con el estilo de cada uno. Para cada fregadero hay una solución de cocción que se asocia perfectamente en cuanto a diseño, material - siempre acero inoxidable AISI 304 (18/10)- y acabados. En cada detalle, desde la campana hasta el horno, se plasma la larga experiencia de quienes están acostumbrados a proyectar junto a los más prestigiosos productores de cocinas europeos. Por último, el "estudio", la capacidad de trazar cada día nuevos caminos para mejorar la funcionalidad de nuestros productos y elevar la calidad de la vida en la cocina.

Página: http://www.fosterspa.com/